Faltan pocos días para que llegue un nuevo año. En donde se renueven las dudas sobre cómo evolucionarán los mercados de renta variable durante este nuevo ejercicio. No en vano, en función de esta variable dependerán las plusvalías que puedas obtener a partir del mes de enero. Son muchos los acontecimientos que influirán en los principales índices bursátiles, pero entre todos ellos hay tres que constituirán unas poderosas razones para que las bolsas tengan un recorrido alcista. Conviene que estés muy atento a ellas, porque de las mismas dependerá tu suerte en los mercados financieros a partir de estos momentos.

Noticias: buenos resultados empresariales

El impulso de las bolsas puede desencadenarse a través del incremento en los beneficios de las empresas cotizadas. A partir de marzo empezarán a darse sus resultados y será un importante termómetro sobre cómo será la evolución de los valores que tengas programados en tu cartera de inversión de cara al 2017. Las perspectivas son más halagüeñas para el segundo semestre del año que para el primero. El motivo se debe, entre otras razones, a los efectos que el Brexit ha supuesto en sus líneas de negocio. Deberás valorarlo en su justo término, por si es el momento oportuno para abrir posiciones o por el contrario dejar estos movimientos para más adelante.

Disminución de los conflictos

Otro requisito necesario para para que consigas este objetivo se basará en el decrecimiento de los conflictos que atenazan a la economía internacional. No solamente serán contingencias de naturaleza social y política. Sino también procedentes de las dudas económicas que se han hecho presentes durante este año que está punto de pasar las páginas. De solucionarse, no cabe duda que las operaciones compradoras se impondrán claramente sobre las vendedoras. Con un mayor beneficio para tus intereses como pequeño y mediano inversor.

Sin novedades en las políticas monetarias

Un catalizador muy importante en la renta variable será que en política económica, a un lado y a otro del Atlántico, no se generen importantes novedades sobre la evolución del precio del dinero. De continuar como hasta ahora, lo más probable será que estas medidas sean muy acogidas, no solamente por los mercados financieros. Sino también por los inversores. Desde luego que va a condicionar mucho a todas las bolsas del mundo. No obstante, se avecinan movimientos que puedan confundir a más de un ahorrador.  Tenlo presente a partir de ahora si no quieres sustos para los próximos doce meses.