credit-suisse

Credit Suisse , una de las entidades más importantes del mundo se enfrentará a una posible multa de 10.000 millones de dólares  (8.200 millones de euros) por un supuesto fraude en la venta de valores respaldados por hipotecas vendidos antes del estallido de la crisis financiera.

Un juez de la corte del estado de Nueva York ha rechazado la solicitud del banco de desestimar la demanda, y éste ha dado luz verde a la demanda  del fiscal general Eric Schneiderman en la que se entiende que el banco puede ser el responsable de cometer el fraude. El fallo puede ser un aviso a navegantes para otros bancos que han hecho prácticas parecidas y que al parecer el fiscal Eric Schneiderman quiere también investigar.

Schneiderman demandó a Credit Suisse en noviembre de 2012 alegando que el segundo mayor banco de Suiza tergiversó los riesgos de las hipotecas subprime, conocidas coloquialmente como hipotecas basura y que fueron la chispa que inició la crisis financiera de 2008.

Credit Suisse este año fue sancionado con una cantidad de 2.600 millones de dólares por a ver asesoraos s los clientes estadounidenses y para que estos puedan evadir el pago de los impuestos.

Otro gran banco, esta vez estadounidense, Morgan Chase, también ha sido demandado por las oficinas de Schneiderman por el mismo asunto, pero éste llegó a un acuerdo con el Departamento de justicia para que el caso se cerrara pagando una cantidad de 13.000 millones de dólares.

La posible multa de Credit Suisse sería una de las multas más grandes recibidas por un banco aunque no la única de los últimos años. Recientemente un total de 6 bancos fueron condenados a pagar más de 3.400 millones de euros por manipulación en los tipos de cambio y hace poco también Bruselas condenó a otros 6 bancos por intento de manipulación del Euribor, el tipo de interés que más se utiliza para el cálculo de los intereses de las hipotecas en Europa.