En la actualidad, uno de los grandes enemigos de las bolsas en todo el mundo son los atentados terroristas que los islamistas cometen en suelo europeo. Sus principales índices se desploman después de perpetrarse la tragedia. Pero lo que muy pocos inversores conocen es que hay una serie de valores, sectores y activos financieros en general que se ven inmersos en un proceso de revalorización de sus precios. Como los sentimientos no cuentan en el mundo de la inversión, dispones de varias estrategias para sacar rendimiento a tus ahorros cada vez que se desarrollen estos lamentables sucesos. ¿Deseas saber cuáles son? Pues no te preocupes porque te vamos a proporcionar más de una propuesta para estas situaciones tan excepcionales.

Atentados: valores de defensa

Uno de los sectores que más se aprecia en estos escenarios es el que está vinculado con la industria armamentística y de defensa nacional. Son proclives a desarrollar notables alzas en los mercados cada vez que se produce un ataque de estas características. Aunque puedes abrir posiciones en sus empresas, no te tendrás más remedio que hacerlo a través de la renta variable internacional. Y muy en concreto de la norteamericana que es en donde están representadas esta clase de empresas. No será muy complicado decir que ganarás importantes plusvalías en sus posiciones.

Sectores vinculados a la seguridad

Estas empresas son otras de las grandes beneficiadas por el clima de terror que siembran los ataques terroristas. Hasta el punto que rápidamente emprenden una tendencia alcista en la cotización de sus precios. Tampoco debe faltar en tu cartera de inversión en el momento de generarse estos actos en contra de los derechos humanos. En este caso, tus posiciones estarán más abiertas a través de los mercados financieros. No en vano, podrás comprar acciones de sus principales empresas. En el nacional, Prosegur será una de las propuestas más cercanas que tengas.

Siempre comprar oro

El metal amarillo ejerce en estas desagradables situaciones como valor refugio. Muchos inversores se decantan por este activo financiero para proteger su patrimonio. Ofrece seguridad y rentabilidad en los momentos más adversos de los mercados financieros. La principal desventaja procederá de la mayor complicación para elegir los modelos de inversión más adecuados. Tendrás que acudir a fondos cotizados principalmente. Se trata de los pocos productos financieros que responden positivamente a los atentados terroristas. Con una revalorización muy potente en cuanto a su consistencia y duración.