¿Qué aspectos hay que tener en cuenta si queremos vender una casa?

En nuestro anterior post hablamos sobre cuánto se cobra de comisión por vender una casa. Y repasamos las dos opciones que tienes cuando te planteas vender tu vivienda, particular o agencia inmobiliaria. Aunque uno de los inconvenientes más relevantes a la hora de contratar los servicios de una agencia es el precio, entre un 3 y 5% del precio final de venta, hoy queremos hablar sobre otro aspecto relevante, el servicio.

Vender una vivienda es una de las operaciones económicas más importantes en la vida de una persona. Por eso, si decides contratar los servicios de un profesional, debes aspirar a recibir una atención personalizada y dedicada.

Algunas cosas que debes tener en cuenta:

Dedicación

Como comentamos en el post anterior, existen principalmente dos tipos de contratos de intermediación, con o sin exclusividad. La exclusividad significa que durante el periodo determinado que acuerdes con tu agente, este cobrará cuando se produzca la venta, traiga o no al comprador. Los contratos de exclusividad llevan ligados una comisión superior al 5% y, por lo general, suponen una mayor inversión de recursos y dedicación por parte del agente para vender tu casa.

Inmobiliaria

Por el contrario, cuando firmas un contrato sin exclusividad, el agente se limitará a publicar el anuncio de venta y esperar a que algún interesado le contacte. En muchas ocasiones, un vendedor contrata varias inmobiliarias sin exclusividad para vender su piso, lo que resulta contraproducente porque supone tener varios anuncios de la misma vivienda en los listados de los portales inmobiliarios, a veces con precios diferentes, confundiendo y generando desconfianza en el comprador.

Bueno, barato y rápido

Al ligar la retribución a la venta de la propiedad, es lógico que un agente inmobiliario quiera formalizar la operación lo antes posible. En este blog ya se analizó como la diferencia de incentivos entre el agente inmobiliario y su cliente, el vendedor de la vivienda, podría llegar a ser en algunos casos desfavorable. ¿Por qué? Bajar el precio de venta considerablemente para vender antes afectará en mayor medida a la cantidad final que recibirá el vendedor, mientras que la comisión del agente seguirá siendo de miles de euros.

Esta diferencia de intereses puede generar en muchas ocasiones presiones para bajar el precio por parte de tu agente inmobiliario. Si bien es cierto que uno de los factores de éxito más relevantes a la hora de vender una vivienda es poner un precio de venta adecuado y en línea con lo que el mercado, el comprador, está dispuesto a pagar. Rebajar el precio más de lo necesario podrá acelerar la operación, pero significará una disminución muy importante de la cantidad real que obtendrás de la venta, tras restarle las comisiones y otros gastos relacionados con la transacción.

Transparencia

Cuando contratas los servicios de una agencia para vender tu casa, aunque depende del tiempo que tengas para seguir el proceso de venta, le entregas las llaves a tu agente y te desentiendes. En el fondo, son ellos los que se encargarán de todo: Sacar fotografías, publicar el anuncio de venta, atender las llamadas de los interesados, enseñar tu casa y hacer seguimiento para negociar el precio final.

Esta dinámica genera muchas veces falta de transparencia en la cadena. Al no llevar un seguimiento periódico de la venta dejas en manos del agente todas las decisiones y la comunicación con los interesados en tu vivienda. Y aunque en la mayoría de casos el agente defenderá tus intereses como propietario, también deberá defender sus intereses como agencia.

Además, ¿quién mejor que tu para enseñar tu propia vivienda? Como sabes, una primera impresión positiva del interesado durante su visita es muy importante para que continúe el proceso y esté dispuesto a negociar un precio de compra. Conocer de primera mano la experiencia de vivir allí, los comercios, colegios y lugares de interés cercanos, cómo son los vecinos de la finca o la zona en general son aspectos relevantes que un agente difícilmente podrá comunicar mejor que el propietario.


Escrito por Cliventa

Una alternativa simple, eficaz y de bajo precio a las inmobiliarias tradicionales. Cliventa es la plataforma que permite gestionar directamente el proceso de venta de una vivienda de forma rápida y sencilla eliminando los costes innecesarios, para vender en tiempo récord y al mejor precio. Tienes todos los servicios de una inmobiliaria, pero pagando una tarifa fija sólo por los servicios que necesitas, así ahorras miles de euros al vender tu casa.

Total
8
Veces Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*