El término estar enganchado es muy frecuente entre los pequeños y medianos inversores. Se refiere cuando una de estas personas ve como se alejan sus precios actuales con respecto al de sus compras. Generándole que las minusvalías se instalen de una manera muy preocupante en su cartera de valores. Hasta el punto de generarles más de un quebradero de cabeza. En donde llegan a un punto en donde no saben realmente que pueden hacer en estos escenarios tan poco deseados.

Porque en efecto, puede llevar al propio inversor a una situación perversa. Debido a la propensión de que sus acciones puedan seguir depreciándose en los mercados financieros, de todas formas, dispones de unas pocas estrategias que tienen como objetivo que no puedas desarrollar estos movimientos. O al menos limitarlo en la medida que puedas.

Soluciones para no quedar enganchado

Uno de los recursos que tienes más a mano es aplicar una orden de limitación de pérdidas. Las conocidas como stop loss y que sirven para que no puedan ahondarse las minusvalías. Para que de esta forma, de dejes solamente el 3 % en vez del 10 %. Será una diferencia tan importante  como importar este modelo para quitar presión a los movimientos bajistas. Se trata de una orden de bolsa que la puedes utilizar en cualquier momento. Sin ninguna comisión, ni penalización por su aplicación.

Formalizar las ventas con anticipación

Otra de las técnicas que están a tu disposición es que puedas llevar las ventas a los mercados financieros al menor signo de debilidad que presenten tus acciones. Puede ser la rotura de un soporte, situaciones extremas de sobrecompra o directamente la incorporación a una tendencia bajista muy acusada. Serán algunas de las señales más relevantes para que cierres posiciones y así consigas que no tengas más pérdidas. No en vano, puede suponer un pequeño triunfo para tus intereses como inversor. A pesar de vender tus acciones con pérdidas de valor.

Ajustar los precios de las compras

Una última estrategia consiste en mejorar tus compras. Bien a través de precios mucho más competitivos o formalizar este `proceso en los niveles más adecuados. Como por ejemplo, al superarse las resistencias, entrar en subidas libres o aprovechar las operaciones en los escenarios más favorables. Porque tendrás muchas oportunidades para alcanzar estos objetivos con mayores garantías de éxito. Más de lo que puedes imaginarte desde un principio.