¿Qué son las recompras y como puedes utilizarlas?

Las recompras se constituye en una de las operaciones que puedes realizar para reforzar tus posiciones en la renta variable. Significa básicamente un deseo de incrementar tus posiciones en el activo financiero elegido. Generalmente en la bolsa, pero también a otros de procedencia tan diversa como las materias primas o metales preciosos. De esta forma, tu inversión tendrá un mayor peso específico que puede servirte para aumentar la rentabilidad de forma proporcional a las nuevas compras realizadas.

No solamente a través de la cotización de tus acciones, sino por medio de los dividendos que puedas cobrar en los casos que se formalicen estas retribuciones al accionista. Pues bien, estas operaciones se canalizan habitualmente en los escenarios más alcistas. Siendo en todos los casos una clara oportunidad para mejorar tus posiciones en las proporciones que consideres más oportunas. De todas formas, deberás tener en cuenta cuáles son las situaciones en donde será más aconsejable que pongas en marcha las recompras. Siempre hay unos escenarios más proclives para desarrollarlas que otros, tal y como vas a poder comprobar a partir de ahora.

Recompras en tendencia alcista

Cuando un valor o activo financiero emprende una tendencia alcista puede ser el momento más adecuado para realizar este movimiento en los mercados financieros. Para que de esta forma, tus plusvalías sean mucho más amplias en el momento de cerrar posiciones. Bajo unas proporciones que siempre irán en función del perfil que presentes como pequeño y mediano inversor: conservador, moderado o agresivo.  Por eso es muy importante que tengas liquidez en tu cuenta corriente para ejecutar las órdenes de compra.

Operaciones a largo plazo

También es un movimiento muy favorable si tus operaciones van destinadas a un recorrido de tiempo más amplio. Como estrategia para crear una bolsa de ahorro más estable de cara a los próximos años. En este sentido, no debe preocuparte cuál es la tendencia del valor elegido. De lo que se trata es de elevar tu exposición a la renta variable al largo plazo. Incluso en algunos casos te servirá para contar con mayores ahorros en la etapa de tu jubilación. Puedes realizar de cara a este periodo varias recompras en dependencia de cuál sea el estado real de tu cuenta de ahorros. Es una estrategia muy innovadora que te proporcionará mayor eficacia para gestionar el capital que tengas destinado para la inversión. A ser posible en valores estables que cuenten con un notable liquidez en sus títulos.

Total
1
Veces Compartido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*