No hay ninguna duda que dispones de muchas estrategias para realizar tu inversión en bolsa. Y una de ellas se materializa a través de los osciladores en la cotización. Es una técnica de análisis muy fiable si deseas acudir con ciertas garantías en la operación. Son muchos los osciladores que puedes encontrarte a través del análisis técnico. Pero uno de los utilizados por los inversores con mayor experiencia en los mercados de renta variable es el que refiere al RSI. Estas siglas corresponden a su denominación en inglés, Relative Strength Index, y se trata de un indicador de fuerza relativa. Te ayudará a partir de estos momentos a canalizar tus inversiones con mayores expectativas de crecimiento. También aportará una mayor seguridad sobre los resultados que podrás obtener a través de esta estrategia tan especial.

Osciladores: muestra la fortaleza del precio

Su gran aportación se debe a que pone de manifiesto la fuerza del precio mediante la comparación de los movimientos al alza o a la baja de los sucesivos precios de cierre. Para que la operación sea mucho más efectiva, deberás compararlos durante todas las semanas. Hasta el punto que te de alguna que otra pista sobre si es el momento oportuno para comprar o vender las acciones. Puedes visualizarlo a través cualquier gráfico. Hasta incluso incluso confeccionados por ti mismo a través de ciertos programas que puedes tener disponibles en tu ordenador a partir de ahora.

¿Qué es lo que mide?

Desde luego puede servirte, tanto para abrir posiciones como para cerrarlas en cualquier activo financiero. No solamente en la bolsa, sino en otros mercados alternativos: divisas, metales preciosos, materias primas, etc. En cualquiera de los casos,  puede generar señales alcistas, bajistas o neutrales de un valor, índice o sector para posicionarte rápidamente y sin esperar a otras señales complementarias.

No en vano, se trata de una de las herramientas más utilizados en la renta variable por parte de los inversores a la hora de confeccionar su estrategia bursátil. Por un motivo fundamental entre sus principales causas. No es otro que su enorme fiabilidad. Raramente puedes confundirlo con otros osciladores y tan solo tendrás que hacer un seguimiento regular en las cotizaciones durante un periodo de tiempo razonable. De hecho, muchos analistas del mercado se basan en este oscilador para realizar sus recomendaciones de compra en bolsa a sus principales clientes. Siendo uno de los métodos elegidos para abrir posiciones.