¿Por qué algunos empresarios compran coches para ahorrarse impuestos?

¿Por qué algunos empresarios compran coches para ahorrarse impuestos?Es algo que suele ocurrir en muchas empresas y que llama la atención de la gente. Empresarios que compran automóviles de alta gama con cargo a su empresa con un único objetivo: “ahorrarse impuestos”. Pero, ¿qué hay de verdad en estas situaciones? ¿es legal lo que hacen estos empresarios?¿Por qué uno se ahorra impuestos comprando un coche de lujo?

Para responder a estas preguntas hay que primero entender como funciona la fiscalizad básica de una empresa.En todos los países en general y en España en particular existe un impuesto que graba los beneficios de las empresas. En nuestro país se conoce como Impuesto de Sociedades y el tipo general es del 30%. Esto quiere decir que si una empresa ha obtenido en un año un beneficio de 100.000 euros, deberá pagar 30.000 euros (el 30%) de Impuestos de Sociedades a Hacienda.

La empresa solo paga este impuesto cuando tiene beneficio y no paga nada cuando tiene pérdidas. Por tanto esto genera incentivos a engordar o aumentar los gastos de la empresa para reducir su beneficio al mínimo o  incluso dejarlo a cero y evitar pagar los impuestos correspondientes por tener beneficios.

Por ello, el empresario compra un coche de lujo a nombre de la empresa generando un gasto por el importe del coche. Siguiendo el ejemplo anterior, si la empresa tiene un beneficio de 100.000 euros y el empresario compra un coche por valor de 60.000 euros, el beneficio serán 40.000 euros y la empresa no pagará 30.000 euros de Impuestos como antes, sino el 30% de 40.000 euros, es decir, 12.000 euros. 18.000 euros que la empresa se “ahorra” por comprar un coche.

Pero, ¿Es esto legal? Pues si y no. En principio una empresa puede si es capaz de justificarlo (casos de imagen de la empresa,etc) adquirir un coche de lujo pero si que hay que tener claro que el coche sería de la empresa y no del empresario. Por tanto éste último no puede nunca utilizar su coche para su uso personal.

Si Hacienda descubre que el coche es usado para viajes particulares o bien que se ha comprado el vehículo para no pagar los impuestos correspondientes Hacienda puede poner una multa a la empresa y reclamar con intereses todo los impuestos que la empresa no ha pagado por motivo de la compra del vehículo.

Total
1
Veces Compartido

6 comentarios

    1. Es fácil localizarlo y Hacienda tiene sus medios. Por ejemplo, con una factura de una gasolinera de una provincia donde no se tienen clientes se puede empezar a investigar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*