En las tertulias económicas es frecuente escuchar un término conocido como inflación,cuya variación es una preocupación importante para las políticas económicas de cualquier país y su valor es un indicador importante del buen(o mal) funcionamiento de la economía, pero ¿Que significa esta palabra? ¿Por qué su evolución es tan importante?

La inflación se define como un aumento general y sostenido de los precios de los bienes y servicios. Cabe destacar en dicha definición las palabras general y sostenido. En primer lugar, general se refiere a que tiene que ser un aumento del precio de varios productos, y no de solo uno de ellos. En segundo lugar, sostenido se refiere a que el incremento en el precio tiene que ser en un intervalo largo de tiempo, no en un momento puntual. Por tanto, no se considera inflación que sólo aumenten los precios de las patatas ni el aumento del precio del marisco en Navidad.

Generalmente, se tiene como algo positivo para la economía que exista una inflación constante de un 2 al 3 %, ya que esto significa que la demanda de los consumidores es creciente (hay que recordar que un aumento de la demanda, según la ley de oferta y demanda, provoca un alza en los precios). Sin embargo, inflaciones muy elevadas, del orden de más de un 15 % anual son peligrosas para la economía. Una inflación de un 15 % anual significa que lo que al 1 de Enero del 2010 costaba 100 euros, al 1 de Enero del 2011 cuesta 115 euros.

Por tanto es un objetivo primordial de la política económica impedir que casos de hiperinflación se den en la economía, y también es objetivo impedir el efecto contrario, es decir, el descenso de los precios de los bienes y servicios de un país que se conoce como deflación.

El indicador más utilizado para medir la inflación en España es el conocido IPC(Índice de Precios al Consumo), cuya elaboración depende del Instituto Nacional de Estadística, que consiste en una estudio que se realiza de manera mensual de 220.000 precios de diferentes productos de hasta 177 poblaciones diferentes.

El último dato publicado por el INE, arrojaba una inflación de un 3,0% en el mes de Diciembre de 2010, una inflación alta si la comparamos con los datos de 2009 y 2010 donde se arrojaron deflaciones(o inflaciones negativas) del 1,2 %, aunque estable si comparamos los datos con la evolución en tiempos de precios donde la inflación se movía entre el 4-5 % de media