Si has sido agraciado con el Gordo de Navidad  que se ha celebrado ayer, seguramente podrás seguir tentando a la suerte para aumentar tu patrimonio. Ha sido una oportunidad única para convertirte en millonario de la noche a la mañana. Pero quizás lo que desconozcas que es podrás rentabilizar la cuantía del décimo ganador si lo inviertes directamente en la renta variable. Con un poco de suerte podrás obtener algunos miles de euros más a través de esta innovadora estrategia para despedir el año. Tendrás a tu disposición una amplia selección de propuestas con las que satisfacer este deseo tan especial que tienes para elevar tu calidad de vida de una manera drástica. ¿Quieres que te contemos en qué consiste? Pues toma nota sobre lo que tienes que hacer si eres uno de los afortunados de este premio de la Lotería Nacional.

Navidad: optar por un valor agresivo

Como este dinero te ha llovido del cielo, tendrás mucha más libertad para invertirlo. Por eso no es descabellado que te decantes por un valor especulativo. Con el que puedas ganar un dinero extra en pocas sesiones bursátiles. Propuestas desde luego que no te van a faltar. Como consecuencia de esta estrategia tan original, estarás en condiciones de doblar tu premio a poco que te ayuden los mercados financieros. Tu objetivo estará situado en detectar cuales son los pequeños y medianos valores con un potencial de revalorización más amplio. Hasta el punto que podrás añadir en torno a un 20% el rendimiento adicional a tu premio.

Por medio del reparto de dividendos

Si no deseas seguir tentando a la suerte tienes una manera eficaz de conseguirlo. A través del pago de dividendo al que recurren algunas empresas cotizadas. Como consecuencia de esta estrategia obtendrán una rentabilidad fija y garantizada de hasta el 9%. Independientemente de la evolución de sus precios en los mercados financieros. Te supondrá un pellizco de dinero muy importante para que no tengas que hacer uso del capital agraciado durante estas fiestas.

Depósitos de alta rentabilidad

Siempre te quedará el recurso de una inversión más conservadora. No tendrás mejor idea que invertir tu premio a través de un depósito que mejore su tipo de interés. Esta estrategia la puedes formalizar por medio de las imposiciones promocionales que están destinadas a nuevos clientes. Conseguirás que el retorno de tu capital se eleve hasta niveles próximos al 1,5%. Además, con plazos de permanencia muy cortos, en torno a 2 o 3 meses.